Doctor Zen...

Ir abajo

Doctor Zen...

Mensaje por Zen el Jue Ago 14, 2008 2:39 am

Imagen:

Nombre: Zen, Einter (Doctor Zen)

Edad: 24 Años

Trabajo del día: Médico Cirujano.

Trabajo de la noche: Prostituto.

Perfil psicológico: Reservado, serio y distante. Sin embargo Einter se caracteriza por ser una persona sumamente amable y compasiva. Si bien su rostro se muestra serio, por lo general siempre tiene un aire cálido alrededor suyo. Es alguien que no dudará en dar su mano para ayudar algún necesitado.
Sobre su lado más sincero, realmente no es muy expresivo que digamos. A la hora de trabajar hay que fingir mucho. A estas alturas no siente placer ante las personas que toman su cuerpo, o que él mismo tiene que tomar.
Definitivamente su ‘trabajo’ de noche es lo peor. Solamente lo hace pues el dinero que recibe por ser cirujano no alcanza como quisiera. El comedor realmente necesita de él.

Físico: Alto, atlético. Definitivamente tiene un buen cuerpo. Pero no hace alarde de eso. De por sí es un hombre humilde, por más que tenga que vender su físico. Es de piel tersa, suave, de un color perlado y pálido; Algo que curiosamente combina con su cabello. Un cabello albino, largo y sedoso.
Por lo general lo lleva sujeto en una coleta. No puede trabajar con éste suelto… aunque claro, en su segundo ‘trabajo’ depende mucho del cliente.
Ojos verdes, mirada cálida. Rostro fino y casi felino. Mide alrededor de 1, 77, pesa unos 50 Kg. ¿Algo más? Bueno… Está bien dotado, por algo hace lo que hace …U

Gustos: Tocar el cuerpo humano es el mayor de los placeres. Sea por fuera… o por dentro …

Sobre cosas normales se podría destacar su fascinación por coleccionar plantas en su jardín y el jardín del comedor que mantiene con sus sueldos.

En sus tiempos libres gusta mucho de los baños con sales y mucha espuma. (Oh si… pequeño placer)

Sexualidad: Bisexual.

Seme/uke/suke: Seme con las mujeres obviamente, pero siendo con hombres no importa mucho, eso se da en el momento.

Historia: Cuando sólo era un niño, unos hombres le raptaron llevándoselo lejos de la ciudad. No pidieron rescate… no pidieron dinero… Simplemente lo alejaron de su hogar y el cariño de su familia.
Estas ‘personas’ -si es que se les puede llamar así…- Lo llevaron por el tráfico de niños, comerciándolo en otra ciudad.

Einter fue criado durante esos años como una especie de semi prostituto, y lo peor de todo enseñado para seducir, entre otras artes como tocar instrumentos y por supuesto dar masajes. Aprovecharon por su puesto la fina figura del niño en ese entonces, aquel delicado y bello rostro que era bastante andrógino.
Por suerte sólo abusaron de él unas cuantas veces y no todo el tiempo como llegó a temer luego de que le violaran.

Allí perdió su niñez, pero no la fortaleza. Aproximadamente trabajó alrededor de unos 8 años como ‘esclavo’, teniendo ‘servicios’ para otras personas adultas, tanto hombres como mujeres. Todos de negro corazón. ¿Dinero? Toda la ganancia por supuesto era ganada para aquellos sujetos.

Vivió de esa forma hasta que cumplió los 18 la policía del estado dio con aquel trabajo ilegal rescatando a todas aquellas victimas que ejercían la prostitución obligadamente. Einter fue una de ellas, siendo liberado y devuelto a su familia.
Le costó mucho recuperar aquel cariño que perdió en su niñez, pero a la larga de dos años logró llenar aquel vacío de su corazón, recordando el poco tiempo vivido con ellos y recuperando otros nuevos. Pero la vida parecía castigarle por algo que él nunca llegó a comprender. Únicamente tenía a sus padres y a… una hermana pequeña que nació años más tarde desde que él fue secuestrado.
Cuando él creyó que su vida había sido recuperada… todo su mundo se derrumbó. Alguien había ingresado a su casa asesinar su familia mientras él estudiaba para un curso avanzado de primaria y secundaria. El llegar a su hogar fue como un estallido de su corazón, por lo largo de todo un año.

Lo que más le dolió fue no poder salvar a su pequeña hermana que cuando él llegó aun estaba con vida. Moribunda, pero con una ínfima respiración notable. Se desangró en sus brazos en menos de unos dos minutos. Allí, allí es cuando decidió estudiar medicina, para saber salvar una vida si tiene una herida grave. No quiere ver a ningún pequeño morir frente suyo otra vez. Por eso siente cierta fobia cuando tiene que atender las heridas de uno.


Dato anexo: En su espalda tiene una larga y penosa cicatriz que consiguió al negarse a tener relaciones con un sádico. Bueno, ese fue el precio que pagó por ello…

Es el encargado y dueño de un comedor para gente necesitada (Pobre).

Zen
cirujano/prostituto arcadia
cirujano/prostituto arcadia

Mensajes : 64
Fecha de inscripción : 13/08/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.